Azorín

José Augusto Trinidad Martínez Ruiz, más conocido por su seudónimo Azorín, nació en Monóvar, España, el 8 de junio de 1873 Usó los seudónimos de Fray José, en «La Educación Católica de Petrer», Juan de Lis en «El Defensor de Tecla» etcétera. Escribe también en «El Eco de Monóvar», «El Mercantil Valenciano» e incluso en «El Pueblo», periódico de Vicente Blasco Ibáñez. Casi siempre hace crítica teatral de obras de fuerte contenido social.Traduce el drama «La intrusa» de Maurice Maeterlinck, la conferencia del francés A. Hamon «De la patria» o «Las prisiones» del príncipe Kropotkin. En 1895 Azorín publica dos ensayos, «Anarquistas literarias» y «Notas sociales», en las que presenta al público las principales teorías anarquistas.Se examinó en Granada y Salamanca, pero fue más estudiante que estudioso y más atento a las tertulias, al periodismo, al teatro, a la literatura y a los toros que a las leyes. Llegado el 25 de noviembre de 1896 a Madrid para seguir sus estudios, se inició en medio de grandes privaciones en el periodismo republicano, recibiendo solo el apoyo de Leopoldo Alas en uno de sus «Paliques», donde trabajó como crítico, bajo los seudónimos de «Cándido», en honor a Voltaire, «Ahrimán», el dios persa de la destrucción, «Charivari» y «Este», entre otros. Poco a poco su nombre fue apareciendo cada vez más en revistas y periódicos importantes: «Revista Nueva», «Juventud» (firmando con Baroja y Maeztu como «grupo de los Tres»), «Arte Joven», «El Globo», «Alma Española», «España», «El Imparcial», «ABC».Escribe una trilogía de novelas autobiográficas donde ya utiliza su definitivo seudónimo, Azorín, que empezó a usar en 1904: «La voluntad», «Antonio Azorín» y «Las confesiones de un pequeño filósofo».A partir de 1905 el pensamiento y la literatura de Azorín están ya instalados en el conservadurismo. Comienza a colaborar en ABC donde participa activamente en la vida política. Antonio Maura, y sobre todo el ministro La Cierva, se convierten en sus máximos valedores. Entre 1907 y 1919 fue cinco veces diputado y dos breves temporadas (en 1917 y 1919) subsecretario de Instrucción Pública.Viajó incansablemente por España y ahonda en la lectura de los clásicos del Siglo de Oro. El directorio militar de Primo de Rivera enfrió la actividad pública de Azorín, quien se niega a aceptar cargos políticos de manos del dictador. En 1924 es elegido miembro de la Real Academia Española.Su producción literaria se divide fundamentalmente en dos grandes apartados: ensayo y novela. También escribió algunas obras teatrales, experimentales y de escaso éxito.La producción literaria de Azorín tiene también un gran valor estilístico. Su forma de escribir, muy peculiar, se caracteriza por el impresionismo descriptivo, por el uso de una frase corta y de sintaxis simple, por el menudeo de un léxico castizo y por las series de dos adjetivos unidos por una coma. Entre sus técnicas literarias más innovadoras está el uso, a la manera de Virginia Woolf, de personajes que viven al mismo tiempo en varias épocas de la historia, como Don Juan o Inés, fundiendo a la vez mito y eterno retorno.

Castilla
CastillaJUVENIL>ANAQUELleer más ›